Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 17/06/16


 

perros--644x362

Recordando viajes y momentos que nunca mas volverán, me vino a la memoria el último viaje que hice a Grecia, ese viaje fue un punto y aparte en mi vida, disfrute muchísimo del viaje, de la historia de ese hermoso país y sobre todo de las amigas que me acompañaron en el, ese fue el comienzo de otros viajes que hicimos y también fue el comienzo de la enfermedad de una de mis amigas a la que el innombrable cáncer se llevo unos años después.

En ese viaje vivimos aventuras y descubrimientos imborrables, pues las tres éramos y somos grades amigas Loli ya no esta físicamente, pero sigue viajando con nosotras en nuestro corazón, éramos amigas y mejores conversadoras, disfrutábamos con la riqueza y la historia de los países y ciudades que visitábamos.

En Atenas, descubrimos algo que nos pareció raro, pero que nos gusto mucho al enterarnos porque lo hacían, resulta que vimos muchos perros sin collares, durmiendo y paseando por el centro histórico de la ciudad, incluso nos llamo la atención que en las puertas de los comercios e incluso en las de algunas casas de vecinos, había boles con agua y otros con comida, y en las terrazas de muchos restaurantes los camareros les ponían sobras del menú del día, al llegar al hotel preguntamos al

((Iason es uno de los miles de perros atenienses que pasa la mañana junto a un puesto de rosquillas en la plaza Syntagma. / Francisco Apaolaza)))

chico de la recepción a que se debía lo ver tantos perros sueltos sin dueño o aparentemente sin el por todo el casco antiguo, el recepcionista nos conto que en Atenas no llevaban a los perros abandonados a las perreras, que la gente los alimentaba y los cuidaba y que vivían en las calles, y en invierno cuando hacia frio, les abrían los portales de los edificios para que durmieran en ellos y así pudieran resguardarse del frio y la lluvia, a nosotras, tres amantes de los animales, nos encanto la idea, ( aunque en el fondo pensáramos que era un cuento chino ), pero Grecia es un país de contrastes y de sorpresas, la gente es cálida con los animales y bastante amables con los turistas, ( al menos en la época que fuimos nosotras ), pero después te intentan engañar en los cambios de dinero, y nunca te cierran un precio, siempre tienes que regatear e incluso después del regateó si compras algo, te vas con las sensación de que te han engañado,

Pero volvaria mil veces solo por volver a ver sus monumentos, por caminar sobre las ruinas de la Acrópolis donde se gesto la democracia, por disfrutar de sus islas y de su historia, por rememorar aquel primer viaje que hicimos tres amigas cargadas de sueños y de las que hoy solo quedamos dos, las dos que aún tenemos mucho por hacer y por viajar con el corazón lleno de los recuerdo de nuestra amiga, a la que le encantaba planear nuevas salidas y hacer nuevos viajes.

Otro viaje al que tuvimos la suerte de poder ir las tres, fue a Italia, concretamente a Roma, en ese viaje Loli ya savia que tenía un cáncer incurable, quizás por eso  lo vivimos al límite, compramos, reinos, comimos, bebimos, caminamos, y disfrutamos cómo tres adolescentes que se escapan por unos días del control de sus padres, un día, incluso tuve que enfadarme con ellas seriamente y ejercerse de autoridad, pues les dio por picar a todos los timbres que podían, y después salir corriendo, en una casa el dueño salió muy cabreado y gritando ( ragazi  tremendi ), nosotras señalábamos a un grupo de adolescentes que pasaban por allí, pero las carcajadas nos delataron, y el pobre hombre no sabía que decir, creo que supo que fuimos nosotras, pero en su cabeza no entraba que tres mujeres cincuentonas, se comportaran de ese modo, así que tuve que poner orden y recortar las gamberradas, pues me veía en el cuartelillo de los carabinieri pasando la noche y llamando a la embajada, antes de que regresáramos a casa.

Como he puesto en el titulo del post, fueron tiempos que no volverán, pero que gracias a la memoria, a las fotos, y sobre todo al amor, seguirán vivos para siempre.

Hoy en día, Isabel y yo continuamos haciendo viajes, planeando salidas y riéndonos como niñas al recordar las trastadas de Loli, ella nos ha acompañado siempre en nuestros viajes, su espíritu y su magia vivirán siempre en todas nuestra aventuras, pero lo que se fue nunca volverá, y la nostalgia forma parte de la vida, así que disfrutemos de cada momento, y de nuestras amigas aunque solo sea tomando un café, comiendo con ellas, o llevándolas a pasear en coche, y sobre todo, sobre todo riéndonos mucho, pero mucho, porque eso es lo que queda después, los buenos recuerdos.

Un abrazo a las amigas de aquí y a las del otro lado del charco, que se que sois muchas.

Conchi.

Anuncios

Read Full Post »